FANDOM


Joseluis11 02:39 4 jul 2012 (UTC)

Aquí os dejo más experiencias personales mías sobre "El Rocío". Este artículo recoge si cabe una opinión más personal sobre el camino, ya que os hablo de "Mi Camino", el que yo hago cada año con mi hermandad; y dentro de éste, un momento que yo considero mágico. Preparaos para trasladaros a mi camino a través de la mente.


Vivencias de un peregrino

Para el rociero de corazón, El Rocío no dura tan solo una semana, dos o tres días... lo que tarde su hermandad en llegar a la Aldea. Para el rociero, El Rocío dura todo un año. No hay día del año en el que se le escape un pensamiento hacia su Celestial Madre del Rocío, ni tampoco un recuerdo, por leve que sea, de una vivencia en el Camino.

Camino
El Camino... es tan solo escuchar esa bendita palabra y comenzar a soñar... a recordar... Hay muchos momentos los cuales hacen que enamoren y que atrapen al rociero hasta tal punto de quedar completamente atado a la Reina de las Marismas y a todo lo que su efigie rodea. ¿Cuál es ese momento que recuerda tantas veces cualquier día del año?

Querido amigo. Quiero compartir contigo ese momento que me tiene prendado, y que, aunque no es el único, “es el que me hace perder el sentío”

Yo soy rociero. Porque Ella así lo quiso y porque mediante una persona, tuve la oportunidad de ir hasta su ermita como manda la tradición. Soy rociero, pero también peregrino. Mi camino no es otro que el que siguen mis pies. No monto a caballo, ni llevo charré, ni vehículo. Pero no cambio esto por nada... porque gracias a Dios gozo de buena salud para ello y porque para mí es el acto espiritual que más me llena personalmente y que da un impulso moral a mi vida.

Como buen caminante, cuando llegamos a la “pará” de la pernocta mi cuerpo se siente agotado, mis pies, derrotados. Nada más llegar lo primero que deseo es descansar y debajo de uno de los cientos de árboles que nos rodean me siento... le pido estimado amigo que ponga los cinco sentidos en lo que voy a narrarle, que de repente huela ese aroma a campo y sienta que está allí... porque comienza la magia rociera que a este peregrino le tiene encandilado:
208502-gines-rocio-2010---carreta-al-atardecer

El sol comienza a ponerse. Está atardeciendo. Miro a mi alrededor y los tractoristas terminan de aparcar sus respectivos tractores. Los boyeros, desatan de la carreta a sus bueyes para darles descanso y alimentarlos. Los caballistas amarran a su animal a un árbol, les acerca el agua, la alpaca. No oyes nada... tan solo el cantar de los pajarillos... respiras aire puro... y es que estamos en medio de un paraje natural privilegiado de nuestra preciosa Andalucía. El cansancio hace que entres en una paz interior que pocas veces antes habías sentido y que sabes que sólo se da durante este peregrinar... Sin darte cuenta, acabas de pasar horas sentado observando la preciosa estampa que el camino nos regala. Una estampa que bien puede parecer una pequeña aldea de las que ya no existen, donde un grupo de personas conviven en mitad del campo como antaño. Se te acerca una amiga y compañera de carriola. ¿Te quieres duchar el primero? Cómo no... Estás deseando librarte de los botos y dar un respiro a tu vehículo de camino particular. Cuando la ducha resulta un verdadero bálsamo para tu cuerpo, sales pareciendo nuevo. Ya se asoma la noche. El movimiento sigue en ese pequeño punto aldeano. Se enciende el Simpecao... en ese momento sabes que la misma Virgen del Rocío está en el centro de todos nosotros. Que está dentro de una Estrella y que rodeada de varales de plata vela por nuestras vidas. Sí. Juraría que la Blanca Paloma ha dejado su ermita para compartir la plácida velada. ¿Quién ha dicho que la Virgen nunca ha salido de Almonte?

Llegó la noche. Toca cenar con tu gente, y luego, vienen esas alegres reuniones con tus amigos y hermanos de Morón. Vas de una carreta a otra, hablas con esta persona, con la otra, hasta que escuchas al tamborilero... se apagan los motores, va a comenzar la misa.

NC4
No habrá misa más solemne y hermosa que las que un rociero vive debajo del cielo estrellado de la noche. Nuestro sacerdote proclama la palabra de Dios delante de nuestro Simpecao, el cual alumbra las caras de los fieles de nuestro pueblo quienes oran a su Virgen. Siempre me ha llamado la atención lo apacible que resulta una oración con los ojos cerrados... qué bella serenidad hay en ese diálogo del rociero con su Virgen, que como cualquier hijo a su sabia madre, le susurran aquello que sólo quieren que Ella sepa. ¿Qué momento tan bello verdad? Cuánto nos transmite esa Estrella iluminada por candelabros y velas que tan majestuosa se muestra ante nosotros...

Después, están esas charlas nocturnas en tono bajito un par de horas más, escuchar anécdotas e historias del camino, conocer mejor a los que te rodean... inmersos en la oscura y silenciosa noche, hasta que llega la hora de descansar para seguir con fuerzas hacia la Ermita, “ya no quea ná pa que el tamborilero toque la diana anunciando el alba”.

Se acabó un día más en menos que canta un gallo. Te asomas un segundo a través de la pequeña ventana que está en la cabecera de tu colchón y la última imagen que guardas es la de la radiante carreta de la Estrella moronera. A su alrededor, las carriolas de sus fieles que tantos sueños aguardan. Y encima, la imperiosa luna y su manto de estrellas... estoy convencido querido amigo, de que cada estrella que se ve en el camino es un rociero que no está con nosotros y que está allí arriba resplandeciente por compartir esa noche de camino con los suyos.

Simpecado de moron

Simpecado de la Hermandad de Morón

No hay día del año que estos instantes me invadan... Bienaventurado el rociero que puede asistir aunque sólo sea un momento al camino. Bienaventurados los hermanos de mi Hermandad que gozan de toda una semana de camino. Bienaventurado me considero yo por contar esto como una realidad. Gracias a esa persona, a la que estaré eternamente agradecido, por permitir que esto sea posible. Y Gracias a ti, Señora del Rocío, por haber hecho, de una forma u otra o a través de esas personas, que sea rociero.

Bendito sea tu peregrinar por siempre...




¡Que Viva la Virgen del Rocío! ¡Que Viva la Hermandad de Morón! ¡Que Viva la Madre de Dios!





José Luis Castro Cadenas

Joseluis11 02:39 4 jul 2012 (UTC)

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.