FANDOM


Desde comienzos del siglo XX aparecen indicios de que el antropocentrismo y el progreso económico, obtenidos como sumisión de la naturaleza, y que occidente, tanto en su visión capitalista como en la comunista, ha impuesto al resto del planeta provoca graves repercusiones medioambientales globales.


A lo largo del siglo XX el pensamiento occidental ha transitado de una ciencia ecológica a una conciencia ecológica.

Esto es resultado del impacto que las dos guerras mundiales y la amenaza nuclear tuvieron sobre el mito del progreso bajo el prisma positivista ( http://es.wikipedia.org/wiki/Positivismo http://es.wikipedia.org/wiki/Neopositivismo ). Desde los años cincuenta la comunidad cienifica han ido acumulando pruebas de las repercusiones medioambientales pero es en 1972 cuando la conciencia ambiental aparece en la opinión pública y desde el mundo occidental se va a extender al resto del planeta, reivindicando un desarrollo impregnado de práctica medioambiental (eco-desarrollo, organismos medioambientales, Conferencias del Clima, Informe Meadows, Protocolo de Kioto). El movimiento ecologista busca resolver los problemas de la Tierra, sin renunciar a ella.

Este pensamiento parte de los necesidades; una sociedad mundo capaz de aceptar que el problema ecológico afecta nuestra relación con la naturaleza y que es necesario reintegrar el medio ambiente en nuestra cultura.

La consecuencia es impulsar la evolución del antropocentrismo alrededor del cual pivota nuestro pensamiento a tesis más sostenibles.

Pero el movimiento ecologista en este momento está lastrado dos dos visiones; una anclada en la nostalgia del mundo preindustrial y el mito del buen salvaje; y otra, donde el problema ecológico ha sido secuestrado por la comunidad científica y ha centrado el problema en conceptos elististas que obligan a la población mundial a pasar de la evidencia cercana a un acto de fe.

Un ejemplo para aclarar esta segunda visión es como hemos pasado de medidas para resolver vertidos en un río que afectaban a un a comunidad ribereña al concepto intelectual del efecto invernadero, la destrucción de la capa de ozono y otros conceptos que obligan al habitante de a pie a creer como si fuera el fuego eterno o la venganza de un dios colérico.

El lado postivio es que sus planteamientos se han popularizado y todos estamos inmersos de un modo más o menos profundo en los principios de la conciencia ecológica. Es preciso eliminar de la conciencia actual el antropocentrismo que hace que los humanos pensemos que somos la única especie elegida del Planeta. Los humanos, junto con el resto de habitantes que pueblan la Tierra, viajamos en la misma nave.

Desforesta.jpg

Desforestación extrema

Fuente:

La conciencia ecológica. El espejo de una civilización suicida. Gazeta de Antropológica nº 25 / 2 2009 Artículo 39.

Policarpo Sánchez Yustos.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar